Deuda de ASES con proveedores suma $200M

El director ejecutivo de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ricardo Rivera Cardona, informó que la deuda con los proveedores de salud por servicios prestados antes del 31 de marzo alcanza los $200 millones.

Aunque el pasado 15 de julio se había informado que la deuda era de $183 millones, el saldo aumentó porque faltaban facturas por tramitar, explicó el funcionario.

Rivera Cardona reconoció, en entrevista con EL VOCERO, que esta deuda complica las operaciones de los proveedores de salud y aseguró que la corporación pública hace todo lo posible por saldarla con prontitud.

Por esto, continúan los trámites para obtener una línea de crédito de $150 millones con diversos inversionistas. El funcionario apuesta a que esta transacción se podrá hacer antes de diciembre.

Rivera Cardona rechazó que mantenga en secreto la transacción y alegó que más bien se trata de un acuerdo de confidencialidad, a pedido de los inversionistas, necesario para lograr la mejor transacción posible en beneficio de las finanzas públicas.

El director ejecutivo de ASES recordó que la necesidad de esta línea de crédito surge luego que la corporación pública perdió la línea de crédito con el Banco Gubernamental de Fomento (BGF). Rivera Cardona aseguró que los intereses de esta línea de crédito con el BGF rondaban el 6 por ciento.

Aunque no pudo revelar los nombres de los inversionistas con los que ha conversado aseguró que se trata de “hedge funds”. Rivera Cardona hizo una distinción entre “hedge funds” y ”fondos buitres”.

“El ‘hedge fund’ resiste más riesgo de lo que aguantaría la banca, no obstante, un fondo buitre se aprovecha de aquellas entidades que están bien caídas como literalmente hacen los buitres. Y esos fondos buitres usualmente piden un porciento y unas garantías más grandes porque se aprovechan de alguien que nadie más les va a prestar”, sostuvo el funcionario.

“Las entidades que están hablando con nosotros, ninguna entra dentro de la categoría de fondos buitres, pero sí dentro de la categoría de ‘hedge fund’, y nosotros estamos salvaguardando que los intereses sean lo menor posible. Nosotros le hemos hecho claro que no hay garantía del Gobierno central ni el BGF así que cualquier garantía tiene que salir de las cuentas por cobrar de ASES o los dineros que recibimos de los descuentos de fármacos o ‘rebates’ que son alrededor de $120 millones”, agregó.

A los ¨hedge funds¨ o fondos de cobertura también se les llama ¨fondos buitres¨ ya que suelen adquirir deuda especulativa a un precio menor que luego buscan recobrar a un valor mayor.

A preguntas de EL VOCERO, el director ejecutivo de ASES, dijo que para poder lograr la línea de crédito primero se tiene que aprobar en la Asamblea Legislativa un proyecto que elimine el tope prestatario a la corporación pública y lo aumente a $400 millones.

Durante la pasada sesión legislativa, se aprobó un proyecto a estos fines pero el gobernador Alejandro García Padilla lo vetó porque incluía que el Estado Libre Asociado (ELA) serviría como garante.

Rivera Cardona informó que la representante del Partido Popular Democrático (PPD), Lydia Méndez sometió este lunes un proyecto similar otra vez pero sin la garantía del ELA. Se trata del Proyecto de la Cámara 2576 “para autorizar financiamiento y financiamiento rotativo conforme a su realidad fiscal y poder honrar los compromisos de la Administración de Seguros de Salud con las compañías aseguradoras y proveedores que brindan servicios al Plan de Salud del Gobierno de Puerto Rico, y establecer cláusula de separabilidad”.

El funcionario explicó que se necesita aumentar el tope prestatario a $400 millones porque “actualmente ASES tiene un tope de $187 millones y no puede coger prestado más allá de eso, pero ese tope está ocupado porque en 2011se hizo un préstamo al BGF con garantía del Gobierno central de la Oficina de Gerencia y Presupuesto de $187 millones, así que ASES no puede coger más prestado”.

“Queremos subir el tope a $400 (millones)  para que tenga $213 millones de capacidad adicional para financiamiento”, agregó.

ASES administra el Plan de Salud del Gobierno que sirve a 1.4 millones de personas.